•  
  •  

Asertividad. ¿Es posible?

Assertiveness-Pic1-Act-Now

 

Asertividad se define como: “”la habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás” La definición  se completa indicando que “se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la agresividad y la pasividad. Dada esta definición, en mi opinión, la asertividad es imposible.

¿La comunicación asertiva es siempre no-agresiva?

Veamos algunas técnicas asertivas y comentémoslas después.

  • Técnica del disco roto/rayado: repetir nuestro punto de vista con tranquilidad, manifestando acuerdo, sin dejarse ganar por otros aspectos. Por ejemplo, utilizando frases como…Sí, pero… Sí, lo sé, pero mi punto de vista es… Estoy de acuerdo, pero..
  • Técnica de ignorar: se trata de ignorar la razón por la que el usuario parece estar enfadado y aplazar la discusión hasta que éste se haya calmado. Por ejemplo: siento que ahora mismo estás bastante enfadado y vamos a decir cosas de las que luego nos arrepentiremos, mejor dejamos este tema para otro momento en el que estemos más calmados.
  • Técnica de la ironía asertiva: responder positivamente a la crítica hostil. Responder a «Eres un fanfarrón» con un «Gracias».

Pruébalas y verás que para muchas personas el que repitas constantemente tu mensaje (“disco rayado”) –con “tonos respetuosos”- fácilmente genera irritación. Pensar que decirle a una persona –de forma amable- “mejor lo hablamos cuando estés calmado” ¿provoca, necesariamente, un efecto tranquilizador?, como que no. Y no te digo los efectos “balsámicos” de “el gracias” de la ironía asertiva.

Pero la definición afirma que es una forma de comunicación intermedia entre agresividad y pasividad. Me da la sensación de que detrás hay la creencia que las palabras (con tonos “adecuados”) por sí mismas son suficientes para generar los efectos que uno desea y olvidarse que la percepción, la interpretación –alguien diría “el mapa” de la otra persona- es determinante. Además, se olvida la importancia del contexto donde se produce la comunicación. Esto nos lleva al siguiente punto.

¿Podemos expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta?

La pregunta no es esta sino otra muy diferente: ¿Quién decide que el mensaje que trasmito cumple estos requisitos? ¿Yo? Entonces, como “juez y parte” si es posible ¡faltaría más! y si el otro, el que recibe el mensaje, no lo ve así es que es ciego. Piénsalo, ¿quién decide como afecta tu comunicación? ¿tú o quien recibe tu mensaje?

Dicho de otra manera. Aunque sea complejo podemos controlar nuestras emociones pero ¿controlar las de los demás? Influir en alguna medida, por supuesto, pero la definición de asertividad implica más que eso, implica que el otro, ante tus mensajes asertivos, se sentirá poco o nada “atacado” ¿Nunca has sido amable y el otro se ha enfadado con lo que has dicho? Claro, porque los efectos dependerán de la percepción del otro y no de tus intenciones.

¿Podemos controlar nuestras emociones? Puede ser más o menos complejo pero estaremos de acuerdo que es posible. Al fin y al cabo es algo que esta “bajo nuestro control” pero la definición de asertividad implica que tus respuestas asertivas , ¿puedes controlar las emociones de los demás, lo que los demás sienten? Por supuesto que puedes influir pero el control es del otro.

Concluyendo, en mi opinión la asertividad sólo es posible si la centramos en nosotros mismos, es decir: comunicar nuestros objetivos sin desviarnos de ellos y sin dejarnos afectar de manera emocional por las acciones de los demás. Que los demás se enfaden o no, no esta bajo mi control. Actuar de manera asertiva, desde esta perspectiva, puede ser complejo pero perfectamente posible.

 

Eduardo Resbier. Director Postgrado de Comunicación Persuasiva. Título propio de la Universidad de Barcelona. Puedes ver una breve explicación de los objetivos del Postgrado en este video

3 thoughts on “Asertividad. ¿Es posible?

  1. Esta es una respuesta a un comentario en Linkedin que considero que puede complementar al artículo.

    Partamos de un supuesto. Yo le digo a una persona que la felicito por su artículo. Mi intención es justamente esta, felicitarla de corazón. Expreso el mensaje de forma cortes, adecuada, etc. El receptor ¿forzosamente interpretará justamente lo que yo quiero, es decir, lo verá como un piropo? Aunque sea muy probable que así lo sea, en realidad, no lo sabemos. ¿Por qué? Porque necesariamente nuestro mensaje deberá ser interpretado por la persona que lo recibe y, en función de dicha interpretación, lo que para mi (intención) era un piropo el lo puedo considerar cualquier otra cosa. Todo receptor pone significado a lo que decimos en función de sus expectativas, experiencia, habilidades, etc. etc.

    Si es así independientemente de que mi intención sea asertiva o no el mensaje “real” para el receptor es el que él interprete. Y de ahí parte mi tesis. Uno puede ser “asertivo” y provocar en el receptor: dolor, daño pero también felicidad, indiferencia porque el resultado de mi comunicación depende exclusivamente de lo que el otro entienda.

    Hasta aquí podría parecer un juego de palabras pero tiene una repercusión sutil pero importante.

    La definición de mi artículo no es mía. He buscado libros y webs y en todas ellas el componente de: 1) comunicación entre agresiva y pasiva y 2) procurando no hacer daño o respetando a la otra parte es un común denominador (si conoces otra que no caiga en esto me encantaría leerla). Por eso afirmo que, teniendo en cuenta estas dos premisas, la asertividad enfocada a los demás (es decir cuando con nuestros mensaje respetamos al otro) es algo que no depende de nosotros mismos. Tu puedes creer que eres agresivo y él interpretarlo de otro modo ¿Has sido agresivo entonces? Cualquier clasificación de “tipos de comunicación” se debería construir desde el receptor (lo que para el significa) no desde las intenciones del que lo emite. Por eso las técnicas que cito –y cualquier otra- no son garantía de respeto del otro aún cuando esta sea tu intención. ¿Depende del contexto? ¡Por supuesto! Y la interpretación del otro podría incluirse en el contexto. Finalmente en este sentido, los mensajes de los demás influyen (¿condición necesaria?) pero al final, la dirección de la influencia la “ponemos” nosotros (suficiente)

    ¿A qué me refiero con asertividad centrada en nosotros mismos? A dominar habilidades de autocontrol, a no perder de vista los objetivos, a calibrar (observar) las respuestas del otro. El problema es que muchas personas que explican asertividad dan por supuesto que “si das respuestas asertivas” ya está. Y si el otro se enfada es que quizás no sea asertivo.

    Finalmente, la manipulación es un estratagema, personalmente no la consideraría un tipo de comunicación aunque entiendo el punto: usar la “asertividad” (ampararse en ella) puede ser una táctica manipuladora.

  2. Llevo bastantes años entrenando a muchos colectivos en Asertividad, comparto contigo la idea fundamental que yo resumo en cada uno es responsable de sus propias emociones, no las origina el otro. Efectivamente tu puedes comunicar algo a otra persona y ésta puede hacer la interpretación de tu mensaje en función de su propio mapa. Esto es algo claro que siempre transmito, al igual que tú. Aunque insisto mucho en que todos los derechos asertivos que tenemos, son los mismos que tiene el otro. Para mí esto es fundamental para clarificar lo que es Asertividad.
    Finalmente te digo que me ha gustado mucho que alguien tome tiempo y atención en un tema que considero es una de las habilidades más importantes para la vida.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*