•  
  •  

Calcular los efectos al comunicar: el discurso “con” aplausos de Pablo Iglesias

Podemos-Pablo-IglesiasUna de las habilidades que todo comunicador eficaz debe dominar es la de calcular los efectos que su mensaje genera en el interlocutor. Vaya por delante que es un tema complejo dado que depende, entre otros factores, de la ingeniosidad del que escucha. Recientemente Rajoy declaraba: “No sé quien manda en Catalunya” a lo que un ingenioso periodista replicaba al día siguiente en un artículo en el Periódico, saltándose la colaboración pragmática: “pues es grave, porque quien manda en Catalunya es usted, es decir, el presidente del gobierno español”.

El cálculo de los efectos a la hora de comunicar depende, al menos, de tres factores. Por un lado, tener claros los objetivos, anticipar las potenciales consecuencias del mensaje y en tercer lugar , auto-control del discurso en sus aspectos verbal-no verbal.

Recientemente he visto un video de Pablo Iglesias que ilustra el resultado de un mal cálculo. Pablo Iglesias está hablando ante un grupo de personas afines –este dato es relevante en este ejemplo. En su discurso afirma: “Estoy harto de esos políticos que sólo dicen lo que la gente quiere oír, que buscan el aplauso fácil”. Hasta aquí perfecto, ahora bien, él sabe o debiera saber que si hace una pausa después de una frase con cierto impacto emocional ¿qué es lo que seguirá ante personas cercanas a su forma de pensar? ¡Aplausos! Y así consigue… un aplauso fácil al decir lo que la gente quiere oír. ¡Cazador, cazado! La cara de Pablo Iglesias es un poema como se puede ver en el video.

Tener el máximo control sobre los efectos de un mensaje es el objetivo que todo comunicador debe tener siempre presente, independientemente de su dificultad.

 

Eduardo Resbier. Director Postgrado de Comunicación Persuasiva. Título propio de la Universidad de Barcelona. Puedes ver una breve explicación de los objetivos del Postgrado en este video

NOTA: En los artículos vinculados a políticos prima el análisis técnico al ideológico. En el blog estoy sólo interesado en la comunicación en sí. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*