•  
  •  

Cómo persuadir

¿Cómo persuadir es importante?

como-persuadirPersonalmente la partícula ¿cómo? para mí es maravillosa. Implica la existencia de que hay un método para hacer algo, lo que sea. Y si hay método eso significa que se puede aprender. Invito a que mires por ahí. Encontrarás expresiones tipo sé auténtico, sé feliz, lucha por tus objetivos. Cuando te lo digan, pregunta: ¿Y cómo he de hacer? Porque si no te lo dicen, no te dicen nada. Y si no hay método olvídate de ser feliz, aprender a hablar en público, ser creativo, motivar y motivarte o lo que sea porque sería imposible aprender. Afortunadamente para todos estos procesos y muchos más sí hay método, aunque no se expliquen.

Centrándonos en persuasión, ¿cuál sería su proceso? Es decir ¿cómo persuadir? Una aproximación sencilla pero eficaz sería la siguiente.

¿Cómo persuadir?

• Primero hay que tener claro cuál es el objetivo que se quiere conseguir. En otras palabras, ¿qué quieres que piense, sienta o haga tu interlocutor. Y este objetivo se tiene que tener muy claro y preciso porque de él dependerán los siguiente pasos.

• En segundo lugar, pensar en el interlocutor. ¿Cómo es, qué piensa de este tema, qué siente, cómo actúa? Cuanta más información se disponga mejor afinas tu argumento.

• El siguiente paso es simplemente poner los dos anteriores en interacción. Teniendo en cuenta cómo la persona piensa (segundo punto) ¿qué argumentos pueden obrar el “milagro”?

• El cuarto punto no es más que la extensión del tercero. De la lista de argumentos que pueda tener cuál es el más adecuado.

• Y, finalmente, ahora que ya has decidido cuál argumento utilizar hay que saber “vestirlo”. Y eso significa no solamente utilizar tecnologías eficientes de comunicación sino adaptarlo a su manera de pensar y dotarlo de la emocionalidad adecuada. Un buen argumento sin emocionar al que lo oye puede “convencerlo” pero no persuadirlo a moverse y todas tus acciones no habrán servido de nada.

Normalmente la gente piensa en un argumento y lo suelta más o menos “vestido” porque si eso le convence a él, forzosamente debe convencer al otro. Hay que evitar caer en que “mi ombligo es la medida de las cosas”.

Evidentemente cada uno de estos pasos requieren matizarlos, precisarlos, aprender tecnología y entrenarlos pero creo que ofrecen un visión sencilla de cómo persuadir.

Hay muchos libros, artículos e incluso en cursos de persuasión se indica que es un arte. Si por arte, en este contexto significa interiorizar este proceso y seguir el método sin darse cuenta, de modo automático, lo que viene a llamarse competencia inconsciente, entonces si quieres llamarle arte, llámalo. Si no es así, es una simple manera de conferir magia y misticismo a “algo” para justificar que no se sabe como explicarlo.

¿Cómo persuadir?…