•  
  •  

Construir argumentos sólidos

Permítanme la licencia de plantear el artículo al revés y desarrollarlo a partir de una historia que muy probablemente le resulte familiar. Una persona, amiga suya, está triste. Le pregunta porqué y le contesta que su pareja, a la que quería mucho, le ha dejado. Usted sabe lo mucho que para su amigo la otra persona significaba. Y él se lo recuerda. Le cuenta las cosas que han hecho juntos, como se apoyaban, los planes que tenían y, ahora, todo eso se ha venido abajo. Todo son evidencias, pruebas que sustentan el argumento: el que me haya dejado causa mi tristeza. Y todavía hay más. A usted quizás le pasó algo similar, quizás le dejaron y se sintió así y lo ha visto en otras personas. Usted puede animarle. Decirle que encontrará a otra persona, que la vida ahí no acaba. Pero si hace esto, sin darse cuenta, acepta que su despechado amigo tiene razón: el hecho de que lo hayan dejado causa su tristeza. No sólo las pruebas que él le da hacen que el argumento sea sólido sino que usted al animarlo le está reforzando sus creencias. Y parece un argumento sólido.

¿Seguro? Aceptemos como mucho que la realidad es multicausal. Es decir que se deben de dar una serie de condiciones para que un evento se dé. ¿Es suficiente que alguien te deje para estar triste? Si así fuera, siempre (sí, sí, siempre) que alguien te dejara te haría sentir triste. Si “dejar” implica sentir tristeza y esto es cierto, entonces si te dejan no tienes más remedio que estar triste. ¿No es cierto? Y en todos los casos. porque si en algunas personas esto acontece y en otros no, adiós solidez de argumento.

La gran mayoría de argumentos que utilizamos que nos parecen sólidos no lo son, más bien son muy débiles. Y si sabes dónde prestar atención resultan fácilmente cuestionables. Y este es, paradójicamente, el primer paso para construir argumentos sólidos, saber donde están sus debilidades porque las encontrarás, seguro. Y desde ahí es donde podrás construir argumentos sólidos, mejor dicho, argumentos que a tu interlocutor le parezcan tremendamente sólidos y si a él le pareces es que lo son ¿no?