•  
  •  

La defensa: “tu más”. Una forma de contraargumentación.

TU_MÁS

Imagina que estás discutiendo con tu pareja, un amigo, un compañero de trabajo… quien sea. De repente te acusa de algo y, sin pensártelo, utilizas en tu contraargumentación una vieja táctica que ya aprendiste desde muy pequeño. ¿Te acuerdas del “tu más”? Exacto, le respondes que el/ella también lo hace o lo ha hecho y te quedas tan “feliz”. En este artículo me gustaría analizar las implicaciones de esta “defensa argumentativa”, por llamarla de algún modo.

En primer lugar, algo obvio, el hecho que la otra parte lo haya hecho en alguna ocasión, ¿resta valor a su acusación? En absoluto.

En segundo lugar, uno de los efectos de esta “defensa” es desviar el objeto de la discusión. Ahora, en vez de hablar de lo que se ha hecho, se discute sobre quien lo ha hecho más. A veces, si eres hábil, el atacante tiene que defenderse y explicar porqué lo hizo ¡si lo hizo! o negar que lo hizo alguna vez. “¡Pero papá, tu también faltabas a clase en la universidad! ¡Es diferente, hijo! ¡Perfecto! Con tu contraargumentación has conseguido desviar el tema porque ya no se discute sobre lo hecho sino sobre si el otro lo hizo generando un tsunami emocional que aleja del verdadero fondo de la discusión.

Otro efecto es restar credibilidad a la otra parte. ¿Por qué me acusas de algo que tu también has hecho? Me recuerda cuando en el Parlamento un partido acusa a otro de una práctica determinada y el partido acusado usa esta defensa: “como tu lo has hecho, tu acusación no tiene credibilidad” ¿En serio? El problema es que muchos ciudadanos caen en este engaño. Y esto es lo peligroso porque ¡funciona! Es fácil caer en este error de argumentación. El que la otra parte lo haya hecho no resta ni un ápice al valor de la acusación como ya hemos afirmado al principio de la entrada.

Pero, si tu lo has hecho, hasta da una justificación a que yo lo haya hecho ¿no?. ¿Es una contraargumentación racional? Para nada. Pero nos sentimos justificados y hasta nos lo creemos. Nos olvidamos que dos malos no hacen uno bueno. Si mi acto no es adecuado el que tu lo hayas hecho no convierte el mío en correcto ¿verdad? Pero en nuestra mente se genera esa creencia de que si el otro lo ha hecho entonces eso nos justifica. Hasta estamos indignados que nos acuse de lo que el otro hace: ¡será posible tal cinismo! Pero, ¿lo has hecho tú, sí o no? Sí, pero tú también

Como defensa, esta vieja maniobra funciona pero, ¿es correcto usarla?  No creo que esta sea la pregunta, al menos en argumentación no. Yo diría que habría que centrarse  en si es útil o no en función de los objetivos perseguidos, pero, independientemente de eso, es conveniente conocer cualquier tecnología de comunicación para ser algo más consciente de lo que hacemos, sea para usarla con cuidado o para pararla cuando nos la hacen a nosotros.

3 thoughts on “La defensa: “tu más”. Una forma de contraargumentación.

  1. Buenos días: reconozco que esta estrategia la tengo internalizada y me impide señalar errores, es algo así como ¿quién puede tirarla primera piedra? También la sufro a menudo cuando discuto con algunos seres queridos. Frena cualquier discusión posterior. Por eso cuando dices “para pararla” me quedo pensando: ¿cómo hago? ¿Qué estrategia lingüística puedo usar concretamente? Te agradecería que me orientes.

  2. Aquesta idea que exposes prové de la falacia “tu quoque”. Crec que podries treure bastants idees de les falses argumentacions, ja que en la majoria de converses n’apareixen i hi ha expressions populars que n’amaguen de molt grosses.

    Seria divertit mostrar una imatge no acceptada socialment (com la violencia o el que sigui) i la típica frase: “una imagen vale más que 1000 palabras”. A partir d’aquí descobrim els motius que han dut al protagonista de la imatge a reaccionar d’aquesta manera i així exposar el concepte que en casos extrems tots som capaços d’arribar a certes reaccions. Sols que vist des d’un altre context ens provoca un clar i fort rebuig.

    Els sentiments poden canviar i el que en un moment ens sembla irracional, criticable, jutjable i sancionable potser després no ho és tant si es mira amb perspectiva, qui sap.

    És una idea ignorable completament però espero que t’inspiri per altres conceptes ni que sigui.

    Marta Riera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*