•  
  •  

Ronaldinho y la inteligencia emocional

Hace poco, charlando con un amigo me acorde de un artículo que leí en el País hace ya mucho tiempo. Hablaba de Ronaldinho y como usaba la inteligencia emocional –sabiéndolo o no- en los partidos de fútbol.
¿Nos ponemos en situación? Imagina que eres un jugador rival, sabes que en frente tienes a un gran jugador al que es difícil parar, así que estás concentrado, lleno de tensión y, aunque no quieres hacerle daño, juegas al límite del reglamento. Tienes a ese gran jugador –sea el que sea-  ahí delante y le haces una entrada fuerte, le causas daño, al menos conscientemente ibas al balón.  Él se gira y te dice: “Hijo de puta” y te lo dice encarándose a ti con una cara de gran tensión. Aceptemos que tú no querías hacerle daño, sólo pararlo… sólo que quizás has llegado tarde y le has tocado el tobillo, aceptémoslo, no llevabas esa intención… pero él te ha insultado, te ha ofendido, te ha mirado con esa cara de odio… ¡Quién es él para mentar a mi madre! ¡Qué se ha creído! Este cabreo que sientes ahora, va a justificar cualquier otra entrada… te ha insultado cuando tú no has hecho nada malo, “el fútbol es así”, “es cosa de hombres” y si encima el gran jugador, toma una cierta represalia, todo, todo queda todavía más justificado. Tu eres –en tu conciencia- la víctima.
¿Y Ronaldinho? Le hacían una entrada y en vez de insultar, encararse al autor de la patada, hacía aquel gesto tan característico suyo de buen rollo y decía: “¡Eh que sólo es un juego!” y sonreía. Esto desarmaba al defensa, rompía toda la escalada de agresividad “justificada” ¿Cómo cargarse de tensión para entrar “al límite del reglamento” si el otro no “juega” a eso, no se enfada, no insulta, no la devuelve?”
El periódico recogía la noticia de que los jugadores del Real Madrid habían sido aleccionados con esta estrategia que desmontaba, al menos en esos momentos, a los defensas rivales.
Eduardo Resbier. Director Postgrado de Comunicación Persuasiva. Título propio de la Universidad de Barcelona. Puedes ver una breve explicación de los objetivos del Postgrado en este video

4 thoughts on “Ronaldinho y la inteligencia emocional

  1. Bon dia Eduardo!! Te hemos echado de menos…. pero aqui estás de nuevo dándonos una buena lección: es verdad “dos no se pelean si uno no quiere”… Como dice Toni, no dejes de sorprendernos.

    Mercè

  2. J-A Urgell Gateu

    Josep-Albert Urgell (G. personal 2012-2013)
    Desde mi punto de vista al no darle la importancia que la acción merecia y al no ponerse tenso ante esta situación de agresión Ronaldinho no pierde la concentración y no entra en el juego, esto hace que su adversario al no recibir la respuesta esperada se sorprenda y se quede algo descolocado. Como muy bien a dicho Merce dos no pelean si uno no quiere.

  3. Pere Belmonte (G.Personal 2012-2013)

    Evidentemente Ronaldinho fué un mago del balón, no cabe ninguna duda, cierto es que muchos de sus defensores lo unico que podian hacer para detenerle era jugarle sucio. Ronaldinho les provocaba limpiamente con su calidad técnica, (regates, goles, destellos de calidad increibles..) muchas veces insultante para un rival mediocre cuya única respuesta era la violencia. Cierto es que ronnie nunca entraba al trapo ante ninguna provocación del adversario lo que en muchas ocasiones lo enfurecia y desconcentraba a su vez, lo que le facilitaba las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*